Blog

Últimos Post

Madre que relata partidos a su hijo ciego gana el Premio The Best de la FIFA

Silvia Grecco era la décimotercera en la lista para adopción de niños cuando llegó el turno de Nickollas, que nació prematuro, pesando apenas 500 gramos, y por eso no pudo formar sus retinas, quedándose ciego de los dos ojos. El médico que atendió al niño no aseguraba que pudiera vivir. Nickollas quedó cuatro meses en cuidados intensivos y fue declinado por 12 parejas, pero Silvia, en conversación con Primera Plana, asegura que sabe el porqué. “Estoy segura de que no le quisieron porque nuestro encuentro estaba marcado. Nickollas tenía que ser mi hijo y yo, su madre“.

Como el Palmeiras, donde entre otros jugó la leyenda del Atlético Luís Pereira, Silvia nació en una familia de descendientes de italianos. Escuchaba los partidos del equipo con su padre, por la radio, y desarrolló en casa su amor por el fútbol. Sin embargo, se casó con un aficionado del gran rival del equipo albiverde, el Corinthians. Además, su hija biológica, dos décadas mayor que Nickollas, es del Sao Paulo de Juanfran y Dani Alves. Así que, cuando el crío llegó, decidieron dejar que, sin imposiciones, eligiera su propio club de fútbol.

Hoy, con 12 años, Nickollas es uno de los millares de niños fanáticos por Neymar. Puesto en eso, durante sus primeros años de vida le encantaba el Santos, club donde empezó a jugar el crack brasileño. Un día, su madre le llevó a conocer al delantero del PSG. Muy lista, sabiendo que Neymar era aficionado del Palmeiras de niño, le preguntó de qué equipo era. El jugador contestó y el pequeño hincha lo oyó: “Soy del Palmeiras”. Desde ahí, Nickollas se hizo un palmeirense más.

Nada de auriculares

Como todo seguidor, la pasión aumenta cuando vas al estadio. “Con cinco años empecé a llevarlo a los partidos. Como no veía ponía la radio para que le acompañara, pero se ponía eufórico con el ruido de la afición y se quitaba los auriculares. Así que empecé a contarle lo que pasaba en el campo y hoy él mismo me pide que lo haga”, dice Silvia. La madre explica que describe todo para Nickollas. El estadio, los uniformes, las características de cada jugador, para qué lado ataca el Palmeiras… “Le encanta vivir cada segundo de un día de partido”. Fue así, durante un clásico contra Corinthians en 2018, cuando la madre, narrando el partido a su hijo con discapacidad visual, llamó la atención del reportero Marco Aurelio Souza, de la cadena de televisión Globo, que relató por su parte lo que veía durante la transmisión. De ahí la tierna imagen corrió por todo el mundo y la historia se hizo conocida.

“No quiero que me vean como una ‘supermadre’, pues es algo natural, el fútbol es parte de nuestra rutina. Si Nickollas hubiera elegido otro equipo que no el Palmeiras, yo estaría en la grada de ese equipo haciendo lo mismo por él“, afirma Silvia. Tras los reportajes y la exposición en los medios, la vida ha cambiado para los dos. La gente empezó a reconocerlos en los partidos. Fueron invitados a un entrenamiento del Palmeiras, donde el técnico campeón del mundo con la selección brasileña en 2002, Luis Felipe Scolari, presentó toda la plantilla, uno a uno, a Nickollas, que entró en campo con el equipo algunas veces. Además, ingresó en la cancha con Neymar el pasado 7 de septiembre, en el amistoso de Brasil ante Colombia, en Miami.

“La persona con discapacidad es un poco invisible. Antes nadie nos veía, pero empecé a entender nuestra exposición como una oportunidad para dar visibilidad a esas personas”, declara Silvia, ganadora en la categoría ‘mejor hincha del fútbol’ a los The Best que entrega FIFA . “Es un privilegio poder llevar este mensaje a todo el mundo. Estamos mostrando a todos que estas personas necesitan oportunidades, respeto, amor, inclusión…”.

La madre cuenta que también consiguió llevar diez amigos de Nickollas, cada uno con una discapacidad diferente, al estadio de Palmeiras. “Creo que ésta es la razón para todo lo que nos está sucediendo. Muchos discapacitados también quieren ir a los partidos, pero no tienen la oportunidad. Proporcionar esto a otras personas es nuestro mayor premio“, afirma Silvia, que intenta que cada vez más niños vayan a partidos de fútbol. “Es un ejercicio de respeto a las diferencias, ojalá un día podamos hacer lo mismo en partidos del Real Madrid o del Barcelona”.

A Nickollas le encantan Messi y Cristiano Ronaldo, así como Neymar, claro, pero el mejor del mundo para él es otro: Dudu. El 7 del Palmeiras no sale de la cabeza del niño. “Es muy afectuoso. Incluso nos invitó para el cumpleaños de su hijo y Nickollas se emocionó mucho. Dudu es el gran ídolo de mi hijo”, completa Silvia.

Fuente: marca.com

Font Resize
Cambiar Contraste